miércoles, 18 de mayo de 2011

El cartero llama dos veces


Un Cuento Socialista de Hermes Binner para Policías:

Hermes Binner quería ser gobernador de la provincia de Santa Fe.
Sabía que el voto que podía hacer realidad su deseo estaba en la familia policial.
Decidió entonces enviar una carta a cada uno de los integrantes de la Institución donde se comprometía a realizar cambios en su beneficio.
Los policías cometieron el error de creerle, así fue que lo votaron esperanzados en las promesas de campaña que como tales nunca se cumplen.
La creencia de que la firma de Binner la constituía un documento inapelable cuyos puntos se cumplirían a rajatabla fue decisiva a la hora de votar.
Casi ningún policía prestó atención que Binner hacía campaña con la música escrita por León Gieco “El Ángel de la Bicicleta ”, donde se insulta a la policía por la muerte del activista Pocho Lepratti.
Y así llegó a la gobernación el Partido Socialista.
Pasaron casi cuatro años, nada se cumplió de lo prometido.
Ahora que vuelven los tiempos de elecciones, el cinismo socialista con un desparpajo total produce otra carta y la envía a esos mismos policías defraudados por las promesas incumplidas, por supuesto también firmadas por Hermes Binner.
El cartero llama dos veces,(título de una vieja película).
En esta nueva misiva habla de las transformaciones logradas, manifiesta que ha incluido a los empleados policiales en todos los aumentos que ha dado a la administración pública ¿los policías no son empleados públicos?
De todos son los peores pagos, trabajan más horas, no tienen domingos ni feriados, no se les dan uniformes salvo que protesten, arriesgan sus vidas y quedan gracias a Binner en disponibilidad inmediata ante la mínima denuncia o error violándose sus derechos constitucionales, es decir se los declara culpables de antemano y “por las dudas”.
Del acceso a una vivienda digna (ni no digna) se olvidó por completo.
Dice que se resolvió la deuda histórica de los ochenta, una mentira absoluta, ofrecieron un pago mínimo en cuotas y bonos que quita un 80% de lo adeudado por lo cual el cuestionado Dr. Cullen no pudo reunir el 70% de los damnificados para poder cerrar el trato con el gobierno.
Cuenta que se hicieron cargo en el 2007 y regularizaron los ascensos paralizados en el 2005, hoy ellos están regularizando los del 2009 y 2010 ¿qué han hecho de diferente?
Sigue la carta diciendo que la puesta en funcionamiento del 911 es un logro para una eficaz respuesta para combatir la delincuencia, en verdad no hay diferencia con el antiguo 101 salvo el cambio de número.
Sobre el equipamiento con vehículos y armamento es lo mismo que han venido haciendo en tiempo y forma otros gobiernos.
La frutilla del postre como se dice comúnmente es la magnificación del Instituto de Seguridad Pública (ISEP), aberrante elemento destructivo para la formación de los policías.
Para ello se debe saber que reemplazó a la Escuela de Oficiales, instituto donde ingresaban los Cadetes que tenían una formación académica acorde a la futura tarea a desempeñar.
Todo Cadete que finalizaba el curso de tres años era destinado a las distintas dependencias de todas las Unidades Regionales de la provincia.
Mientras en la Jefatura de Policía los Aspirantes a Agentes y Suboficiales realizaban los cursos correspondientes en la Escuela a tal fin , al finalizar eran destinados de igual manera que los Oficiales.
El famoso Instituto creado por los Socialistas concreta el plan destinado a destruir la fuerza policial.
Actualmente conviven dos Leyes de Personal Policial, los policías son y no son Suboficiales y Oficiales.
Quienes hacen el curso de dos años en el ISEP no tienen garantizado el cargo en la Repartición , así se dan casos de hasta doscientos o más alumnos que luego de sacrificarse para 
recibirse no son designados quedando en la calle.
Binner pide el voto para Bonfatti para continuar el cambio o sea la desaparición de la Institución Policial.
Es evidente el menosprecio hacia la inteligencia y memoria de los hombres y mujeres que integran la Policía.
El cartero llama dos veces…
…esta vez tirá la carta a la basura.

Dario

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada