jueves, 7 de octubre de 2010

Gral.Bruera, Ud. no tiene derecho...

...a usar el uniforme del General San Martín

Di Pascuale / Bruera
Aclaración sobre conversación mantenida el 08/09/10

"Debido a que he tomado conocimiento de la difusión a través de una cadena de e-mail, sobre el contenido de una breve reunión que mantuve con el Grl. Bruera, me veo en la necesidad de transmitir lo que verdaderamente ocurrió en el Hospital Militar el día 08 de septiembre del corriente año, en horas de la mañana con la única finalidad de que no se tergiverse lo que realmente aconteció.
"Debe tenerse en cuenta que no tuve la oportunidad de leer el expresado correo electrónico, ya que los Presos Políticos no tenemos permitido disponer de computadoras.

"La difusión se habría posibilitado debido a que una señora, sentada en una mesa próxima, dice haber escuchado la conversación. Tal podría ser cierto dado que reconozco haber elevado el tono de voz.

"Debo aclarar que no conocía al expresado general. Solo había leído declaraciones públicas, donde en forma genérica denostaba a los militares presos.

"Me enteré de su presencia en el lugar debido a que un camarada que se acercó a saludarme, me comentó que el oficial superior se encontraba en la confitería

"Ante ello, le solicité que le indicara que era de mi interés que se apersone a la mesa que ocupaba, para hacerle una aclaración.

"Minutos después, se presentó en el lugar, y luego de saludar a las personas que circunstancialmente me acompañaban, lo invito a tomar asiento.

"En la oportunidad le expresé lo siguiente:

“He tomado conocimiento de declaraciones publicas que Ud. ha formulado mientras se desempeñaba como Secretario General del Ejército. Sepa que sus declaraciones me han parecido propias de un traidor, propias de un cobarde, propias de un desleal.”

“Con sus dichos, Ud. Me ha ofendido en mi condición de ex oficial jefe del ejercito. Ud. con sus declaraciones ha ofendido a mi familia, a mi esposa, a mis hijos.”

Ud. ha ofendido a los camaradas que están injustamente presos. ¿Porque no va a
Marcos Paz y a Campo de Mayo y les dice lo que Ud. piensa?”
“Ud revistaba en el Ejército en la década del 70”

“¿Ud. No participó en ninguna operación contra el “terrorismo”?

“¿Dónde estaba Ud en esa época?”

“¿Por qué no habló en ese momento si no estaba de acuerdo?¿Ud. no sabe que nos esta acusando sin pruebas?¿Ud. no sabe que hay suboficiales injustamente detenidos que en aquella época eran cabos?”

Como toda contestación a mis expresiones, en tono bajo y con aspecto que demostraba vergüenza y/o temor, intento aclarar:

“Ud. debe entender que mis dichos están destinados a defender el Ejercito del Futuro”

Lo interrumpí y exprese:

“Sus palabras son similares a las del traidor y mentiroso de
Balza. Ud no tiene derecho a usar el uniforme de San Martín. Tenga presente que le estoy diciendo lo que siento en su cara; no uso el anonimato ni los medios de prensa como Ud.”
El general contestó:

“Si lo que usted me expresa, lo hace sentir bien, sepa que yo también me sentiré bien”

Lo vuelvo a interrumpir y le expreso:

“Tenga en cuenta que lo que le digo de esta manera, es por la situación que actualmente vivo. Pero sepa que cuando solucione este problema, me presentaré en su domicilio, le tocaré el timbre y si tiene el valor de recibirme, seguramente tendré la oportunidad de hablar con usted en otros términos. Me entiende.”

El general como única respuesta expresa que tenía otras obligaciones que atender. Simplemente le respondí:

“Retírese de este lugar”

Se puso de pie y se dirigió a su mesa sin saludar. Pocos minutos después, salió de la confitería.



JORGE DI PASCUALE

COMPLEJO PENAL FEDERAL Nro 2

MARCOS PAZ

Ir a la Portada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada