viernes, 6 de agosto de 2010

Homosexuales y Derecho a la identidad

En Paraná, una pareja de lesbianas realizó averiguaciones con intenciones de contraer matrimonio en uso de la nueva ley reformadora del Código Civil.

Entrevistadas por medios periodísticos entrerrianos, la “feliz pareja”, Claudia y Paola, manifestaron que llevan una relación de siete años, ya anunciaron que pedirán turno al Registro Civil. Paola cursa su cuarto mes de embarazo.
“A partir del matrimonio consolidado, la llegada de nuestro bebé, nos dará una fortaleza mucho mayor que la que hemos conseguido a nivel pareja”, confió Paola.
Por su parte, Claudia mencionó que “si no estuviera esta ley, suponiendo que a ella le pase algo, al bebé se lo quedaría su familia; yo no tendría derechos sobre la criatura”, consideró. Claudia asegura que “a este hijo lo buscamos desde el principio” de la pareja, que ya lleva "siete años". Manifestaron que pedirán "en 30 días" turno para casarse. “Ella (Paola) “tuvo un embarazo y lo perdimos; ahora lo volvió a intentar”, confesó Claudia, en diálogo con el programa Quién Dice Qué, emitido por Elonce TV. Fue más allá, al contar que “un conocido” les brindó la posibilidad de la espera de este niño. “Fue todo de común acuerdo”, agregaron.
Los valores morales de esta ”feliz pareja”, distan mucho de los valores de las parejas hombre –mujer. Las parejas hombre - mujer exigen fidelidad de su cónyuge. (Aunque se sucedan muchos casos de infidelidades) Solo en el caso de perversiones o desvíos sexuales, aceptan con gusto, que su pareja mantenga relaciones extramatrimoniales. Pero esta pareja de lesbianas, aceptó que una de ellas se “hiciera servir” ¿o debemos decir embarazar?, de la forma mas natural posible, manteniendo relaciones sexuales con un hombre hasta quedar embarazada. En este caso, el “servicio” fue prestado por un conocido. Conocido, cuyos valores éticos lo llevan a engendrar un hijo al que además de negarle el apellido, lo dejará bajo la paternidad de una mujer.

Y entonces queda en duda la tan pregonada igualdad de derechos. Sobre el “amor” que los homosexuales le brindan a los niños.
A esta pareja de lesbianas, y al “conocido” que “sirvió” a Paola, no les importan los derechos del niño establecidos en la Convención a la que adhirió la Argentina por Ley Nº 23.849. La Convención sobre los derechos del niño consagra el derecho de conocer a sus padres y a ser cuidado por ellos, y la obligación de los Estados partes, de velar por la aplicación de este derecho. Además los Estados Partes se comprometen a “respetar el derecho del niño a preservar su identidad, etc. …”
Se pretende negarle a este niño el apellido de su progenitor, y eximirlo a éste, de la obligación de cuidarlo.
Son las Abuelas de Plaza de Mayo, constituidas como Asociación desde 1977, quienes encarnan un movimiento que a lo largo de su existencia instaura en la sociedad la conciencia del Derecho a la Identidad.

Esas Abuelas, ¿Dónde están?
La Comisión por el Derecho a la Identidad, ¿Dónde está?
¿Qué hacen unos y otros al respecto?

Estas aberraciones morales se las debemos agradecer a nuestros honorables congresales. Honorables H. de P.

Orlando Agustín Gauna

Ir a la Portada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada