viernes, 19 de marzo de 2010

La guerra revolucionaria

La Guerra Revolucionaria iniciada a fines de los ‘60, continúa y continuará hasta que las fracciones marxistas logren la toma del poder político. Mayorías importantes, incluso ilustres ciudadanos, no entendieron el concepto de “guerra prolongada en el tiempo”. Creyeron que el fenómeno marxista había llegado a su fin con el aniquilamiento del aparato militar de las BB DD TT y -en el ámbito internacional- la caída del poder comunista en Moscú y la caída del muro de Berlín (sus apoyos).

Los hechos mencionados motivaron el cambio de estrategia por parte del terrorismo; la nueva fase comenzó a partir de las privatizaciones de los ´90, la ley de convertibilidad, la corrupción generalizada de la clase política y la posterior crisis financiera del 2001/2002. Estos hechos políticos-financieros generaron una masa de desocupados que posibilitaron la creación de la CTA y de la Organización de los Movimientos de Desocupados, controlados y conducidos por los elementos sobrevivientes de la década del 70.

En el futuro inmediato, me refiero a lo que resta del 2010 y 2011, se desarrollará la última parte de la preparación para la etapa de “Guerra Social”, que intentará, a través de las multitudes, el quiebre del orden constitucional y la conquista del poder.

Dadas las características y personalidades de los posibles futuros titulares del PEN, el nuevo gobierno podría ser desestabilizado en corto tiempo.

El matrimonio gobernante fomentó a través de subsidios generalizados, los movimientos piqueteros. Hoy, comienzan a ser blanco de las organizaciones de izquierda. Creyeron que se iban a constituir en elementos electorales vitales, no dándose cuenta que los usaron en lugar de ser usados.

La estrategia que llevaron y llevarán adelante los grupos de extrema izquierda, fueron esencialmente las siguientes:

1) Fortalecieron los movimientos de desocupados estructurando las llamadas “Organizaciones Sociales”, para lo cual emplearon fondos del estado (subsidios) y fondos provenientes del exterior (narcotráfico / FARC-EP / fundaciones europeas / dinero irregular proveniente de Venezuela y Bolivia.

2) Fomentaron el indigenismo, activando las comunidades de aborígenes en los reclamos de tierras e indemnizaciones.

3) Infiltraron la justicia con elementos denominados “garantistas y/o progresistas” con la finalidad de desmontar a los Partidos Políticos y a las FFAA y FFSS.

4) Organizaron los aparatos políticos de los partidos de izquierda.

5) Conocedores de que las FFAA podrían infligirle una nueva derrota, tratan de aniquilarlas a través del recorte presupuestario y los juicios basados en la violación de los DDHH, para la cual ocupan el Ministerio de Defensa y utilizan las organizaciones de fachada (Madres, Abuelas, Hijos y demás).

6) Destruyeron la educación pública a través del manejo de las distintas áreas educativas con egresados de FLACSO (Filmus) y financiaron fundaciones dedicadas a la investigación (asociadas a CLACSO).

7) Alentaron o, por lo menos, no combatieron, las debilidades de ciertos sectores (juego, drogadicción, pornografía, homosexualidad, enriquecimiento ilícito de funcionarios y todo tipo de hecho que pueda transformarse en una vulnerabilidad pasible de ser explotada a través de la extorsión).

Conclusiones:

Los políticos, miembros de la justicia, dirigentes, mandos militares, no han percibido que son instrumentos de recambio fácilmente desechables. Cuando el poder revolucionario logre el poder, serán condenados por las mismas irregularidades que, bajo su presión, les han hecho cometer.

Han reemplazado los ataques armados del 79 por los “palos”, las mujeres y los niños en los cortes de calles y los “escarches”. La “victimización” se ha transformado en su principal arma. Su reclutamiento lo llevan a cabo en las villas de emergencia, en lugar de las universidades como se hizo en los 70.

Han ocupado los espacios que no cubre el Estado, manejando barrios carenciados del Gran Bs. As., logrando adhesiones a través de trabajos solidarios y emprendimientos de autogestión, similares a los desarrollados por los fundamentalistas musulmanes. Potencias las ideas y estrategias de Toni Negro en reemplazo de Marx, Engels, Lenín, Mao, Ho Chi Min, Che Guevara de los 60/70 y las de Gramsci (Alfonsín – Congreso Pedagógico).

Probable Evolución:

Las multitudes, empujadas y conducidas por los operadores psico-políticos, irán a la búsqueda de lo que no tienen ni tendrán (casas, autos, dinero, etc.); los blancos de los ataques serán la clase media y alta (ocupación de empresas, countries, campos, etc.)

Exigirán reivindicaciones imposibles de satisfacer.

Se entablarán conflictos entre los que trabajan y los que no tienen ganas de trabajar.

Crecerá la inseguridad.

Se imposibilitará el libre tránsito, con cortes de calles y rutas en lugares estratégicos.

Se ejecutarán saqueos y se generará desabastecimiento.

Se cortarán las cadenas de producción.

Se pedirá el cese de sus funciones a autoridades legítimamente constituidas y se pretenderá una constituyente (ejemplos: Venezuela/Bolivia).

Se asaltará el poder.

Proposiciones:

1) Sin dilaciones, iniciar un trabajo que busque imponer orden y jerarquía en el país.
2) Brindar seguridad jurídica, con el fin de potenciar las inversiones que permitan la generación de trabajos estables.

3) Aplicación de las leyes vigentes que permitan ordenar la sociedad nacional (seguridad/libre tránsito).

4) Fomentar las exportaciones agropecuarias con la finalidad de incrementar el ingreso de divisas (teniendo en cuenta las circunstancias favorables a nivel mundial para nuestra producción primaria).

5) Concluir definitivamente con los subsidios destinados a las denominadas Organizaciones Sociales.

6) Cohesionar a las FFAA/FFSS, constituyéndolas en elementos eficientes para la Seguridad y para la Defensa Nacional (mediante la potenciación de la vocación y la determinación de HHCC).

7) Recomponer los sistemas de Educación Pública, con la finalidad de posibilitar la adecuada movilidad social que caracterizó a nuestro país.

8) Ordenar los Servicios de Inteligencia para estar en capacidad de entregar al poder política y a las políticas sectoriales una adecuada y oportuna proyección de los diferentes problemas que enfrenta la conducción política.

MARCOS PAZ, 16/03/2010

TRABAJO ELABORADO EN CAUTIVERIO

POR EQUIPO DE PP

Reproducido en Cautiverio por

Jorge Toccalino

Coronel de la Nación (R) PP

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada