miércoles, 9 de diciembre de 2009

¿Para quién gobierna el Dr. Binner?

La provincia de Santa Fe no es ajena al problema de la inseguridad que afecta podríamos decir a todo el país.

El gobernador Hermes Binner, socialista, prometió durante su campaña electoral solucionar el problema mediante una serie de medidas que incluía una promesa a los policías que resumió en diez puntos en una carta que envió a cada uno de los integrantes de la fuerza y que hasta ahora no cumplió.

Después de dos años de gobierno, política de seguridad y policía navegan sin rumbo entre leyes contrapuestas a la par, mientras el delito crece sin cesar.

La idea progresista de combatir el delito no puede funcionar por una simple razón, no se puede priorizar la garantía del delincuente sobre la del honesto.

La política basada en la permisividad para delinquir castigando la represión autorizada por ley, haciendo creer que lo que se roba es la recuperación por la fuerza de lo que la sociedad le debe a un ladrón y que el accionar policial se ejerce por abuso de autoridad y no en razón de justicia, llevó durante mucho tiempo a una confusión de la opinión pública, la que hoy parece despertar ante tanta violencia.

El gobernador Binner pretende una seguridad sin policías, es decir que basado en sus asesores criminólogos (abogados que leen en bibliotecas y por internet sobre seguridad) recibidos en la UNR, que han realizado cursos diferentes sobre el tema, cree que la solución pasa por estos iluminados lectores cursillistas.

Para colmo de males están tan creídos de su sapiencia e imprescindibilidad que amenazaron en renunciar en masa durante la crisis "Giacometti".

Es una lástima que no lo hicieran pues se hubiese beneficiado a la población.

Para los que desconocen dicha crisis podemos abreviarla de la siguiente manera:el Dr. Daniel Cuenca Ministro de Seguridad y el Secretario de dicha cartera Dr. Carlos Iparraguirre renunciaron a sus cargos, el Secretario de Seguridad Comunitaria Dr. Enrique Font y el Dr. Gonzalo Armas Secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad deberían haber puesto sus renuncias a disposición del ejecutivo provincial, pero como siempre la diosa ambición privó sobre la ética, con la secreta esperanza de ocupar las vacantes continuaron en sus puestos esperando los ansiados ascensos, lo que se vio truncado por los nombramientos del Dr. Gaviola y el Dr. José Luis Giacometti,(Abogado y Comisario General retirado.

La ciudadanía recibió con agrado esperanzado la designación de Giacometti por entender que habían convocado a un experto en la materia.

Según se dice los criminólogos presionaron al ministro de Gobierno Antonio Bonfatti para que Giacometti no asumiera, lo cual lograron sumiendo al Partido Socialista en una grave crisis de gobernabilidad y tensando las ya desgastadas relaciones con la fuerza policial.

Mientras la sociedad víctima de la delincuencia asiste incrédula ante el desmanejo gubernamental esperando que priven los intereses de los ciudadanos trabajadores sobre los personales de los políticos.

Es cierto también que la autoridad del gobernador Binner queda resentida seriamente quién además muestra un gran debilidad para ejercer su cargo ante la postura discriminatoria de Font y Armas.

El ciudadano santafesino seguirá estando desprotegido mientras los miembros del gobierno antepongan sus intereses y ambiciones personales.

Queda una pregunta para el gobernador: ¿Para quién gobierna Ud. Dr. Hermes Binner?

Es un envío de Darío

Ir a la Portada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada