martes, 11 de enero de 2011

EL PAIS DE LOS PAPAMOSCAS

"Papar moscas" es una locución coloquial que alude a una situación muy concreta : Estar con la boca abierta y sin hacer ni decir nada,...  con referencia a quien está absorto y distraído. 
El verbo "papar" viene a significar "comer cosas blandas que no necesitan masticarse, aunque también se utiliza de manera exclamativa,  en modo imperativo, para llamar la atención de alguien... o para indicarle que va a recibir su merecido.

Volverán los oscuros avioncitos
en Cabo Verde ... sus alas a posar,
y, otra vez, con la coca en sus bodegas
a  Barcelona.... intentarán llegar;
pero aquéllos avioncitos, los del PAMI
 
los que usamos una vez,   para robar 
 
...  esos..  .esos   ¡no volverán!

Perdón Becquer,  H.M. P. Alsace

Nadie habló nunca más del  fusilado narco Sebastián Forza, sponsor oficial de la campaña de Cristina, cuyos cuatro  cheques abultados,  prolijamente cobrados por ella,  no merecieron ni siquiera la más elemental inspección de la oposición.    Ni antes ni ahora.   Papaban moscas ?
Forza firmó los cuatro cheques  05371377/78/79/80 de su empresa Seacamp  que eran del Banco Industrial de Azul  y que también  fueron efectivamente cobrados por la señora que dirige nuestros destinos  a fines de octubre del 2007.     La oposición siguió papando moscas,  antes y ahora. 
Su colega,  Vilan, firmó dos cheques : el 56690185 y 57291819 ambos de su empresa de comercialización de drogas Unifarma, pertenecientes al Banco Supervielle. Esos cheques fueron,  del mismo modo, efectivamente cobrados a fin de diciembre de ese mismo año.
Ningún papamoscas advirtió que cada personaje que iba apareciendo  en esta historia,  llamativamente pertenecía al círculo de prosélitos y punteros partidarios del  ex intendente de Quilmes actual Jefe de Gabinete. 
La oposición perfeccionó en ese momento su curso de papar moscas  y siguió así ... con la boca abierta,  como antes... ahora 
En breve, nadie dirá ni pío acerca de los tres jovenzuelos  narco - pilotos del Bombardier Challenger 604 que se llevó una tonelada de cocaína al aeropuerto El Prat de Barcelona     
Todavía falta saber si fue  desde territorio argentino o desde Cabo Verde.
Ninguno de los cuatro organismos nacionales de control de tráfico de estupefacientes  quiso oir las advertencias que llegaron repetidas veces desde España.        Son organismos dirigidos por Papamoscas.
Desde el exterior y, por separado, fue advertida la oposición por notas parlamentarias especiales acerca de que Argentina "exportaba" droga.
La oposición cursó de ese modo,  el "Master en papar moscas"
La Papamoscas Garré, ignoraba que el avión de Medical Jet  solía dormir  y operar, desde que lo compraron (es el más caro y moderno en su tipo) en la Base Aérea Militar de Morón  (ex VIIma Brigada Aérea).
Aún veremos luego si es tan cierto que salió de Ezeiza o de esta Base.                              
Aún no habiendo despegado desde allí  esa aeronave, el  señor uniformado Papamoscas,  Jefe de la Base, era invitado de vez en cuando a un asadito  cordial por parte de los tres jovenzuelos narcos, en el hangar donde estaba el majestuoso jet  (es el ex hangar de la empresa quebrada  TACA) . 
Un hangar que a ningún papamoscas le llamó la atención.
¿ Si la Base Aérea Militar de Morón tiene delegadas funciones de Aduana, puede saberse por ventura si algún egregio Papamoscas  Jefe de Aduana o el propio Papamoscas Jefe de la AFIP,  experto en a apretar empresarios,  tenía que estar atento... a que allí se movía la  empresa  Medical Jet como pancho por su 
casa ?   
 La oposición todavía no consiguió el plan de vuelo de esta aeronave. Nadie lo pidió a Ezeiza, nadie lo pidió a Morón, nadie lo pidió a nadie
No se tengan dudas, la oposición Papamoscas no desmaya :
Sigue haciendo un esfuerzo verdaderamente inaudito para lograr que el régimen de ella no caiga.   Actúan como si quisieran retenerla eternamente.  
Conscientes de que la viuda Papamoscas se ha de mantener invulnerable a las exigencias constitucionales de responsabilidad por los delitos que cometan sus ministros o colaboradores,  han decidido correr una especie de carrera desesperada para embalsamarla y sostenerla... atada con alambre, en el sillón de Rivadavia.
Es,  según puede verse, nuestra saga de país Papamoscas, que se merece lo peor,  tristemente signado por un encadenamiento perpetuo... de escenarios malditos, arrojado... siempre... y cada vez, a los peores sumideros para que sobreviva allí aún después de cualesquiera de los descarrilamientos interminables que se hayan conocido.    
La oposición Papamoscas, sigue entonces actuando, con una exasperante parsimonia,  para ponernos en escena una nueva y escabrosa singularidad en materia de paradojas políticas :     La continuidad inexorable de la  viuda
Algo que no estaba escrito todavía en los anales de las fábulas ni en las novelas trasnochadas de Edgar Allan Poe.
Una especie de aprovechamiento cruel de los últimos vestigios que le quedan al país,  en su irrompible necesidad de seguir respirando en un sistema que se ha dado en llamar la democracia totalitaria, progresista y socialistoide de las comarcas ovejunas.
La oposición papamoscas tiene nombre :  Son los radicales,  el PRO, los peronistas del jurásico inferior, los socialistas ortopédicos liberales, los independientes aislacionistas recalcitrantes y los proyecto - suristas... en suma,  todos...  empeñados en tejer una alfombra a cuadros donde cada uno de ellos, no sume más de un  6 a un  8%.
Una alfombra lo suficientemente mullida para que sea transitada por la viuda   
y los truhanes que la secundan, tambaleantes ellos, pero sonriendo por la inutilidad supina de estos partisanos de la política opositora.
Los Papamoscas del Congreso (hoy de vacaciones)  y los Papamoscas de los jueces (hoy de feria) serán quienes permitan que todo se olvide y harán mayores esfuerzos para escurrir  hasta el menor destello moral de las pasiones sobrevivientes, para poder tomar de ellas sus últimas gotas de sangre.
Y viendo la mesa de los experimentos argentinos del último siglo, es muy difícil no indignarse cuando florece por todos los rincones una nueva oleada de adulones que pretenden contagiarnos una especie de efluvio laudatorio, mezcla de esperanza de curanderas.. con diagnóstico del café de la esquina.
Sin duda, hay incautos por doquier.  Papamoscas y distraídos.  
Pero no se puede perdonar de ningún modo a la pléyade de cómplices que les hacen de intérpretes bíblicos... para que puedan instalarnos, otra vez... su nuevo aborto de la naturaleza,  su regreso, quizás adornado con un pacto social, con otra concentración "plural", con el impresentable y ridículo "modelo de acumulación", inspirado justamente nada menos que en haber acumulado patrimonio personal en modo ilícito.
En suma :    La cuadratura del círculo.
Los chispazos barrocos de diferenciación que exhibe ella,  son, en verdad, su "ultima ratio"... cuando casi ya se había resignado a su propio duelo.
Aunque se la vea aparecer en el centro de la pista de un circo, con su cara llena de moretones... le importa un bledo.            
En los papeles,  tiene superpoderes y  los Papamoscas del Parlamento le sirvieron en bandeja un presupuesto "no aprobado" para que ella decrete el suyo propio y tenga el dinero que se le antoje para las elecciones.
Realmente, hay que hacer un gran esfuerzo para no advertir que toda la oposición Papamoscas se dedica a reciclar la misma parodia del circo itinerante que fue inspirada en la extorsión y en la sumisión federal con la caja del salvajismo impositivo.
Y el empresariado argentino Papamoscas y advenedizo,  con sus dos caras de Jano... casi  ya ha refrendado la continuidad de la viuda,  con tal de tributarle algún desagravio al Corrupto extinto.
Los Papamoscas ya está listos para  hacer ascender al país a los primeros puestos en el concierto del mundo de los países narcos.
La empresa Medical Jet tiene aviones en los que viajaron varias veces casi todos los amigos gobierno.          Empezando por Lázaro quien además les compró un avión  a los jovenzuelos.
Y aquí hoy mismo, todos los Papamoscas argentinos... envueltos en la bandera azul y blanca... se disponen a ingresar a la historia universal de los cómplices, en el carro triunfal de la hipocresía política más salvaje que se haya conocido.
Los escoltan la impavidez de los idiotas, el servilismo de los inmorales y la distracción de los conformistas.
Los papamoscas tienen un drama singular que los inhibe del gozo propio, sencillamente porque ya se les nota demasiado que se esfuerzan en actuar siempre como vulgares tránsfugas del autosacrificio y de la generosidad.   
Como mercaderes papamoscas...  del renunciamiento ajeno.

...Y como  fingidores del propio.

Por: Lic. Gustavo A.  Bunse

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada