sábado, 2 de enero de 2010

Sobre dichos del TenienteCoronel Nani

El dolor de este hombre forjado en la dura vida militar, por la decepción que le ha producido la indiferencia y la falta de memoria de sus conciudadanos, es algo muy triste.
A la mayoría de sociedad, se le ha trabado la memoria RAM y la consecuencia es la bronca incontenida en el pecho de alguien que dio lo suyo para que se goce de esta esfimera libertad, pero libertad al fin.

Pero debemos reconocer que una gran parte de la población, sí, reconoce el sacrificio de nuestros hombres de armas para librar al país de ese flagelo que azotó y aún azota, a través del poder del gobierno, a nuestra nación.
Ello no debe extrañarnos, ya que la historia argentina desde sus albores ha narrado las mieles y la hieles de la ciudadanía en los momentos que se formaba
la Patria. Pero tampoco, debemos generalizar.
El Gran Capitán, sabe de ellas. Logrados sus brillantes triunfos en el Campo del Honor, batiendo a fuerzas superiores, y librando a Chile y Perú del vasallaje español. Pasado los momentos de euforias, empezaron a crecer las envidias y las intrigas, lo que le valió no contar con los hombres y parque necesario, para dar la batalla final y coronar con la victoria, la independencia total de los pueblos de esta parte del Continente.
No debemos olvidarnos que el 1976, pedían a gritos que salieran los tanques a la calles, por que se hacía imposible vivir en paz, por los ataques, bombas, asesinatos y demás "linduras", que eran moneda corriente en manos de estos chicos "idealistas".
Todos los partidos políticos apoyaron el golpe, hoy, se hacen los desentendidos, los golpeadores de portones en los cuarteles, miran para otro lado, ponen cara de "yo no fui".
La ciudadanía, una parte importante de ella, no recuerda nada.
Pareciera que la historia contemporánea en lo que a memoria o reconocimiento se refiere, sigue siendo un calco de aquella inicial.
Pero repito no se debe generalizar, ya que hay muchos argentinos bien nacidos que siguen luchando para que se haga justicia y se restablezca la verdad de todo lo acontecido y no, parcializada como hasta ahora.
El gobierno nacional está en manos de dos enfermos, enfermo de poder, enfermo por los dineros mal habido, corruptos, vengativos, sembradores de odios y dividiendo a la sociedad toda y explotan y alientan esta falta de memoria de algunos ciudadanos, que como bien los nombra el Tcnl (R) Nani, se beneficiaron con la sangre derramada de los soldados de
la Patria.
Ellos, nuestros soldados, no eran "ciudadanos de uniformes", eran y aún son, los que sobrevivieron al combate y a esa guerra atroz desatada por los sedientos de sangre. Orgullosos Soldados de la Patria.

Siembran odios, ¿Qué pretenderán cosechar? Sin tener mucha imaginación, diría que más odio.
Como humilde integrante de la fuerza ejército, comprendo el sentimiento de ira e impotencia que siente este guerrero de
la Patria. Pero si se ha llegado a esta lamentable situación, se debe a una parte de la sociedad que de una manera u otra a permitido que estos sátrapas hayan hecho lo que hicieron.
Parte, en la que están incluidos civiles, eclesiásticos y militares.
Este gobierno y el que le antecedió, que es lo mismo, han atentado contra todos los organismos del Estado Nacional, llevándose puesto a todos aquellos, solamente por que no les eran funcionales a sus nefastas medidas para destruir las bases de
la Patria.
Se dejado indefensa
la Seguridad Nacional, externa e interna al iniciar un desmantelamiento progresivo de nuestras FFAA y de Seguridad.
Es harto conocido por los medios, de que no tenemos una red de radares que cubra todo el territorio nacional, que existen pistas clandestinas que permiten el tráfico de droga y contrabando.
Los que son gobierno, los que ocupan cargo dentro de
la Fuerzas Armadas, nuestros camaradas en actividad, y retiro, ¿Han levantado su voz para evitar todo ello?. De éstos últimos, salvos honrosas excepciones, Sí lo han hecho.
Se han llamado a silencio, mientras se observaba desmantelar a nuestras FFAA, mientras se humillaba a nuestros camaradas con cárceles por cumplir con
la Patria,
Mientras nuestros Presos Políticos, o presos de la venganza y el odio, se morían carentes de todo derecho a la atención médica que les correspondía.
Para ellos, los Derechos Humanos, no es parte de sus derechos.
Mientras se denigraba a la gran familia militar usurpándoles los derechos a un Retiro digno, confiscando sus haberes.
Mientras destruían a
la Patria toda, mantenían un vergonzoso silencio, que los convertía y los convierte en cómplices.
Muchas veces señalé, que el tiempo de los tibios había pasado, que salieran de la burbuja en que se encontraban metido, que se expresen, utilizando todos los medios a su alcance. Que hagamos un frente común.
Lo único que recibí, fue el Silencio y las puteadas de los zurdos que podían acceder a mis escritos.
Por último manifiesto que respeto la decisión de este noble señor, que en lo personal, no me parece la más adecuada su actitud, aunque comprendo como lo he manifestado, su bronca y su impotencia ante tamaña indiferencia. Mucha veces, he sentido lo mismo.Debemos seguir
batallando desde cualquier lugar, para lograr nuestro cometido dentro de la ley y nuestra Carta Magna, aunque el premio, sea la indiferencia de pocos o muchos compatriotas.
No importa que no se valoren nuestros "Gloriosos Combates Virtuales", que supuestamente los destinatarios finales no leen.
Debemos utilizar todos los medios propios y ajenos que están a nuestro alcance, para que sepan que existimos.
Si no se enteran los destinatarios de nuestras críticas, ¿Cómo es que al valeroso diario PyD, y a otros Diarios Independientes que publican lo que escriben esos "guerreros virtuales", los quieren investigar? Porqué dice el gobierno, que desestabilizan.
Los que estamos detrás de las compus, y nos atrevemos a escribir y hacer conocer nuestras humildes opiniones, utilizamos como buenos soldados las armas que tenemos a nuestros alcance, que en este caso, es el de la "pluma" que es más eficaz, hoy, que la espada.
El silencio, es más denigrante, que los Combates Virtuales. Y para nada somos idiotas. Quizás un poco ingenuo y buenudos, pero no, idiotas.
A veces la bronca mal controlada, nos hace ser irrespetuosos.
A este párrafo, de este valeroso hombre de arma, me estoy dedicando
Ø Cientos de idiotas escondidos detrás de sus computadoras y Nicks, puedan seguir insultando, sabiendo que difícilmente los destinatarios de sus agravios se enteren de ello, y continuar librando sus “gloriosos” combates virtuales, exigiendo a otros lo que no son capaces de hacer.
Estimados amigos compatriotas y camaradas Que Dios Nuestro Señor, nos de fuerza y voluntad, para que la Dignidad y el Orgullo de ser Soldados de la Patria, no nos abandone, y no haya otro camarada más, que se vea obligado a pensar como este noble soldado que dejó mucho de sí en el cumplimiento del deber, como soldado de nuestro Glorioso Ejército Argentino.
No como
Ciudadano Soldado, como somos mal nombrados por este gobierno marxista.
Solamente y con mucho orgullo, Soldados de la Patria - Soldados de Nuestra Celeste y Blanca

Un fuerte y caluroso abrazo en Dios y la Patria

Edie Daniel Duré - Córdoba - Argentina

Ir a la Portada


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada