jueves, 14 de enero de 2010

PRISIONEROS EN LIBERTAD

Con gran alegría recibimos correo desde Córdoba, donde el amigo Edie Daniel Duré nos comenta que las rejas que retienen a los patriotas que combatieron al terrorismo subversivo no son óbice para que trascienda su coraje y la valentía, para soportar tan injusto encierro.
Llámense PRESOS POLÍTICOS o PRISIONEROS DE GUERRA, la injusta privación de su libertad, no podrá quebrar el espíritu de quienes se jugaron la vida en defensa de la Patria, ante el ataque artero del enemigo apátrida.

Mis estimados y muy apreciados amigos y comprovincianos Cristina, Juan Carlos Sanchez y resto de la tropa:

Desde esta noble y Docta ciudad de Córdoba, les enviamos afectuosos saludos y en el deseo de que El Señor haya inicado junto a Uds. los primeros pasos de este 2010, que les deseamos Venturoso.
Les comento, que ayer día miércoles por la tarde, fui al Establecimiento carcelario de Bower a visitar a nuestros nobles camarada privados de la libertad, justamente, por defender la libertad de todo el pueblo argentino, de las hordas marxistas , integradas por los "Jóvenes Idealistas" que asolaban el país en la década infame del 70 y que tanto les gusta glorificar, a la dupla gobernante…

Nuestra memoria, la memoria de nuestro pueblo, de nuestros políticos, de nuestros legisladores, en la mayoría de las veces, no se compadece con la realidad de los hechos que realmente ocurrieron y que no se pueden negar a menos que oscuros intereses, se los impidan.
Estos hombres, mal que le pese a los contumaces que dictan sentencias, a los personeros de este gobierno apátrida, se encuentran integros, enteros, soportando estoicamente la adversidad que hoy, les toca vivir.
Son dignos soldados de
la Patria, son dignos herederos que asimilaron las enseñanzas dejadas por el Gran Capitán, el Padre de la Patria.
Han heredado el temple y la nobleza de aquél, que armó un Glorioso Ejército Argentino de la nada, cruzó la cordillera de los Andes por seis puntos distintos, los reunió al otro lado con precisión matemática y libró una de las primeras batallas del Continente Sudamericano en suelo chileno, Chacabuco, derrotando a un ejército experimentado.
Tuvo su revé, tuvo su Cancha Rayada, pero no bajó los brazos, utilizó con maestrías los tiempos del guerrero, con su mente fria y don de mando, reorganizó nuevamente a los dispersos y libró con total éxito la batalla final en los campos de Maipu. dando la libertad a Chile y asegurando la de nuestro país.

Nuestros soldados ,y también los compatriotas nobles de este país, tuvieron su Chacabuco, y su Cancha Rayada, y tampoco, como aquél Procer inmortalizado en el bronce, por sus tres paises liberados, han bajado los brazos y esperan dentro de la ley, dar la batalla final, que sin lugar a dudas será con total éxito.
La Celeste y Blanca, es el paño que los proteje y los alienta y cada uno dentro de sus pechos, grita con fuerza.

¡¡¡Viva La Patria!!! No estamos Vencidos.

A los camaradas detenidos los vi integros, reunidos cada uno con sus familias, sus esposas, hijos nietos, mateando algunos a la sambra de los jóvenes árboles que dan al patio de las salas donde se reunen, otros en las mesas dentros de las salas.
A cada uno los saludé, a cada esposa e hijos y nietos saludé, en el nombre de mi querida familia, Aida marta, Walter y Alejandra.
Del "Vasco" Raúl de Sagastizabal y Alicia su esposa,
Los saludé en mombre de Juan Carlos Sanchez , ese inclaudicable amigo periodísta que con su valiente pluma y el prestigioso diario digital PyD que dirige, lleva la verdad a lo largo y ancho de nuestro país, permitiendo que todo aquél que lo desee, se exprese por ese medio.
Les manifesté el saludo de su esposa y colaboradora, nuestra entrañable amiga Cristina. Le expresé el saludo del amigo Santafecino Orlando Gauna, otro luchador por la libertad y la consolidación cierta de la democracia y no, este fraude que vivimos, que llaman con ese nombre sagrado.
Llegada la hora de la despedida, a mi modo de ver, la más triste para los familiares y ellos, cada uno parecía que quería detener el tiempo y guardar el abrazo del ser querido en una burbuja atemporal.
Les aseguro estimados amigos, que si bien me anima el más sano sentimiento solidario y un ferreo espiritu de lucha por mi patria. No estaba preparado para ser espectador de algo tan sublime y doloroso a la vez.
Me despedí de ellos con un fuerte y caluroso abrazo en Dios y
la Patria, como siempre digo al final de mis humildes escritos y salí fortalecido por la fe y el coraje que ellos me transmitieron.Los 23 kms que hay de mí casa hasta el Penal, lo hice pensando en como aliviar las cadenas a esos camaradas que estoicamente las cargan por haber salvado a la Patria de ser una Cuba o una Rusia y haber logrado la libertad a los ciudadanos de nuestro país.
Lo primero que se me ocurrió, dada mis limitadas posibilidades, es sumarnos al grito de Marta Matheu, que pide en todo momento que visitemos a nuestros camaradas que sufren adversidades.
Ello ayuda y ¡¡¡Cómo ayuda!!!, cuando ven a un camarada visitarlos, se les iluminan los ojos, se les fortalece el espiritu.
Amigos, camaradas, seamos solidarios, ellos en muchas situaciones en contra de los asesinos marxistas, fueron nuestro compañeros de trinchera.
No los abandonemos, estemos juntos a ellos y sus familiares, apoyémoslo. Ayuda para que Dios Nuestro Señor, te Ayude.
Siembra afectos, si quieres cosechar un montón de sentimientos positivos.
Uds. tienen alguna idea, le agradecería que me ilustren...
Estimados y queridos amigos, Un fuerte y caluroso abrazo en Dios y la patria, y que el Señor bendiga a todos y a cada de uno de Uds.

Edie Daniel Duré

Córdoba - Argentina

Ir a la Portada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada