domingo, 16 de agosto de 2009

Juicios en Santa Fe


El circo kirchnerista traslada sus actuaciones a la provincia de Santa Fe.

La Justicia seguirá siendo ultrajada en la tierra que viera por primera vez flamear nuestra enseña patria y donde también naciera un asesino internacional que intentaría cambiarla por otra.

En Rosario, el monumento a la Bandera tiene su antítesis, una oprobiosa estatua que avergüenza al hombre libre y democrático.

La criminal acción comenzada por los terroristas hace algunas décadas continuará tratando de destruir toda oposición presente y futura, a la vez de vengarse.

Paradójicamente en la ciudad donde cometieron uno de sus más brutales atentados que costara la vida a nueve policías y dos civiles, considerado en cuarto lugar a nivel país, comenzarán los juicios no para juzgar a los asesinos sino a quienes los combatieron en el uso legítimo de la fuerza y ordenado por un gobierno constitucional.

Seguro que estarán las mujeres de pañuelos blancos que ocultan la sangre inocente que derramaron sus hijos a los que nunca supieron cuidar pero que hoy les brindan buenas indemnizaciones.

Siempre eludieron la verdad en todos los sentidos pero sobre todo en la cantidad, claro que treinta mil producen mayor efecto que siete mil, y mucho más si multiplicamos esa diferencia de veintitrés mil por doscientos veinticuatro mil dólares.

Parece que la famosa frase -es lo mismo uno que treinta mil- a la hora de contar esos "sucios billetes capitalistas del imperialismo yanqui" no es lo mismo.

Por supuesto que la escenificación es importante por lo cual la comedia será televisada con lo que los terroristas conseguirán publicitar su teatral acto a la vez que servirá para que sus falsos testigos aprendan y tengan uniformidad en sus testimonios.

Así la Justicia seguirá siendo violada de manera pública y soez.

Además de prevaricato algunos jueces y fiscales se convierten en cómplices de los terroristas, sin ex, porque prosiguen con sus actividades criminales.

Para las leyes internacionales estos terroristas han cometido "crímenes de lesa humanidad" por lo tanto son imprescriptibles y una vez que sea restaurada la República todos deberán ser juzgados inclusive los Kirchner.

Debemos rescatar a esos pocos jueces y defensores que no se han dejado presionar, que actúan ajustados a derecho.

Lo trágico para nuestro país se estará dando en Septiembre, mientras los soldados y policías de la Patria estarán siendo juzgados a no muchas cuadras familiares de otros soldados y otros policías asesinados estarán frente a un pedazo de paredón rezando por el descanso eterno de sus seres queridos.

No es una burla del destino sino un acto premeditado de seres despreciables que siguen demostrando que jamás le importaron las vidas humanas; pero cada día está más cerca el momento en que deberán rendir cuenta de sus actos.

En Septiembre el diablo será actor en los tribunales y Dios será Rey en el paredón de la calle Junín.

Autor: Darío

Ir a la portada






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada